Piel sensible y como cuidar de ella

¿Sabías que cualquier tipo de piel puede ser sensible? pieles grasas, normales, secas, mixtas, etc. ¿Sabías que la sensibilidad de la piel se debe principalmente a una frágil barrera de la piel?

¿Sabes en qué consiste esta barrera de la piel? ¿Sabes que la puede afectar? Sigue leyendo para que puedas entender cómo se produce esta debilidad en la barrera y en que se traduce esto.

Ten claro que podemos nacer con una piel sensible o simplemente sensibilizarse durante los años de vida debido a acciones invasivas, excesivas y repetitivas de limpieza, en este caso estas acciones pueden dañar la protección natural de la piel. 

Peelings químicos pueden irritar, dañar o romper la barrera lipídica protectora de la piel; el mal manejo de los hidroxiácidos sin considerar que algunos de ellos pueden sensibilizar tu piel al exponerse al sol. Las variaciones de temperatura, viento, contaminación, exposición prolongada al sol son otros de los factores ambientales identificados que conducen a una piel sensible. El estrés también es un factor que puede afectar nuestra piel.

¿Cuáles son los síntomas de una piel sensible?
La piel sensible equivale a un estado hiperreactivo que se manifiesta a través de sensaciones desagradables: picor, escozor, tirantez y signos visibles: enrojecimiento y sequedad.

 

Ahora que sabemos los síntomas, veamos cuales pueden ser las causas de este estado hiper-reactivo, pese a que internacionalmente no existe una clasificación definida:

  • Tipo I: Incluye a personas con la barrera de la piel pobre o reducida.
  • Tipo II: incluye a las personas con una barrera normal, pero más propensas a desencadenar un estado inflamatorio.
  • Tipo III: incluye a las personas que no cumplen los criterios de tipo I y tipo II. 

El tipo III es el más difícil porque es por descarte de los otros dos.

Ten claro que el motivo principal para desarrollar una sensibilidad cutánea viene causado por una frágil barrera de la piel, pero para entender esto, debemos ponernos un poco más técnicos, trataré de explicarlo lo más sencillo posible.

Las estructuras de la piel que influyen en la función barrera.

  1. La Epidermis, capa más externa de la piel, aquella que nos separa del medio ambiente, aquella que tocamos con nuestras manos, está formada principalmente por queratinocitos, su función es la de proteger al cuerpo del medioambiente y de la deshidratación.

  2. Estos queratinocitos, son encargados de producir queratina. la queratina es una proteína presente en la piel, en el cabello y en las uñas. En la piel cumple una función de impermeabilización y de protección y ayuda a que sea firme y elástica, al tiempo que colabora en la regeneración celular.

  3. Los queratinocitos comienzan en el estrato epidérmico basal y terminan en el estrato córneo, siendo este último el que forma una efectiva barrera que protege al resto de la piel de los agentes irritantes. También aporta hidratación lo que es indispensable para evitar que la piel se vuelva vulnerable a los agentes externos.

  4. Entonces si el estrato córneo está alterado, se pueden generar sensaciones desagradables y agentes externos irritantes pueden penetrar la piel. Cuando estos agentes externos penetran el estrato córneo, los queratinocitos vecinos que van en las capas siguiente hacia el interior de la piel, transmiten esta información, desencadenando estrés, detectado por las terminaciones nerviosas y con esto aparece el malestar.

Este proceso desencadenado por los queratinocitos que van transmitiendo la información a las capas inmediatas a ellos, hacia el interior de la epidermis, va a generar lo siguiente:

  1. Un estrato corneo más delgado o dañado.
  2. Al presentarse un estrato córneo más delgado, los corneocitos tienen menor área de superficie, lo que genera cambios en los lípidos intercelulares así́ como menos hidratación, mayor concentración de fibras nerviosas y a exhibir más reactividad vascular.

A nivel estructural se desencadenan las siguientes reacciones:

  1. Estrato Corneo: Adelgazamiento y debilidad, lo que provoca corneocitos más pequeños que van transmitiendo la información a los corneocitos de más abajo.
  2. Lípidos: Disminución de estos a nivel global.
  3. Pérdida de agua transepidérmica (TEWL): Aumenta la pérdida de agua por mayor presencia de irritantes.
  4. Aumento de la concentración de fibras nerviosas captadoras de estas molestias.

Esta es la razón de porque la función barrera es tan importante para no evidenciar hiperreactividad en la piel, seguramente hoy esta palabra TEWL cada día la lees más y cada día vez más activos que se encargan de reforzar la barrera.

Debes considerar que la piel en su estructura contiene lípidos, los cuales en pieles sensibles se encuentran disminuidos, es por esta razón que debemos aplicar aceites a la piel, que nos ayuden a recuperar el equilibrio, incluso en las pieles grasas, aceites poliinsaturados como el de girasol son una muy buena alternativa, en este caso mejor aún si usas un aceite de caléndula (macerado oleoso) en el cual obtendrás los beneficios calmantes de la caléndula y el efecto antiinflamatorio de este aceite.

Otro activo muy beneficioso para reforzar la función barrera es la vitamina F, un complejo lipídico que complementa perfecto con esta función, siendo capaz de favorecer su equilibrio.

Si nos vamos a la hidratación, activos que nos potencien la TEWL, podrían ser; el ácido hialurónico PM medio, extractos que contengan hidroxiácidos como el acai, papaya, arándanos, capaces de aumentar la hidratación de la piel, pentavitín, glicerina vegetal, urea, etc.

Si nos vamos a la neurocosmética, podemos beneficiarnos de activos que nos ayuden a disminuir el estrés, uno de ellos es Happy Skin (pronto disponible).

Podemos incorporar activos como agascalm, activos específicos para las rojeces de la piel. El hidrolato de rosas por otro lado, calma e hidrata la piel y además del nos otorga un efecto anti age.

Dragon Blood, un activo polifuncional, capaz de atacar con casi todos los puntos de afección en pieles sensibles, de acción antiinflamatoria (recuerda el tipo II de pieles sensibles) y antipolución; esta última una de las causas externas que puede generar sensibilización de la piel. Este puede reforzar la función barrera gracias a que es capaz de estimular la síntesis de proteínas claves en la conservación de la inmunidad natural de la barrera cutánea.

Una formulación sencilla de desarrollar podría ser:

Tónico fortalecedor de la función barrera para pieles sensibles.

15% Hidrolato de Rosas (Calmante y Anti age)

75,7% Agua

0,1% Ácido hialurónico PM medio (hidratación y anti age)

3% Agascalm (Enrojecimiento e inflamación de la piel)

3% Dragon´s Blood (Antiinflamatorio, Antipolución, refuerza la barrera de la piel)

1% Vitamina E polvo (Antioxidante)

2% Preservasol (conservante)

0,2% Esencia cosmética (puede omitir, las fragancias en pieles sensibles pueden en algunos casos desencadenar reacciones de hipersensibilidad)

Procedimiento:

1.- Pesar el agua destilada o purificada y agregar el polvo de ácido hialurónico, se puede batir con un batidor manual hasta lograr que se incorpore completamente o dejar hidratar de un día para otro, y al día siguiente continuar con la preparación.

2.- Homogéneo el paso 1, incorporamos el hidrolato de rosas a la preparación.

3.- Continuamos incorporando uno a uno los demás componentes de la formulación.

El aspecto del producto no es muy atractivo, ten esto en consideración a la hora de seleccionar tu envase, recuerda que la cosmética además de ser un producto que nos da beneficios, es una experiencia para la mayoría de los consumidores.

Ajustar el pH en 5, esto es importante para la hidratación de la piel, ya que pH más alto puede contribuir a resequedad. En este caso, el ácido hialurónico tiene una función hidratante no anti age.