Extracto de Árnica

  • $4.200
Stock 9
- 0%
Tamaño
INCI: Aqua, Glycerin, Arnica Montana Flower Extract, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate.
Dosis: 0,5-5%

Función: Venotónico y vasoprotector, Antiinflamatorio, anticelulítico.  Antienvejecimiento, Retardante crecimiento del vello.

El extracto de árnica, obtenido de una planta conocida por sus propiedades medicinales (a partir de las flores de árnica montana L.) desde la época de las tribus germánicas, ha sido utilizado a lo largo de la historia para tratar contusiones, hematomas y torceduras en forma de pomada. Aunque también se ha utilizado para tratar enfermedades cardiovasculares y vasculares por vía interna en algunos países europeos, su uso para este fin no está autorizado en Gran Bretaña y Estados Unidos. Además, la árnica ha sido empleada como abortiva, hipolipemiante, antifúngica y estimulante cardiaca.

En la actualidad, el extracto de árnica se utiliza en productos cosméticos por sus funciones siguientes:

1.- Antiinflamatorio: El extracto de Arnica tiene propiedades antiinflamatorias debido a la presencia de lactonas sesquiterpénicas y flavonoides en sus flores. Estos componentes inhiben la síntesis de prostaglandinas y la activación de factores de transcripción involucrados en la inflamación. Además, los flavonoides presentes en el extracto de Arnica tienen un efecto inhibidor sobre enzimas clave en la biosíntesis de prostaglandinas y citoquinas.

Estos efectos hacen que el extracto de árnica sea útil en la formulación de productos cosméticos para pieles sensibles e irritadas y para estimular la circulación general.

2.- Acción Venotónica y Vasoprotectora: La función principal del extracto de árnica es su actividad venotónica y vasoprotectora, gracias a los flavonoides presentes en las inflorescencias de árnica. Los flavonoides son venoactivos y vasoprotectores, reducen la permeabilidad capilar y aumentan su resistencia, lo que los convierte en una opción efectiva para tratar desórdenes venosos como varices, insuficiencia venosa crónica (IVC), resistencia capilar baja, entre otros. La afinidad de los flavonoides por las proteínas ricas en prolina como el colágeno y la elastina, protege las venas de la degradación por la acción de las proteasas, lo que debilita los vasos sanguíneos y produce edema y hinchazón.

3.- Actividad Inmunoestimulante:  La árnica tiene propiedades venotónicas y vasoprotectoras debido a su contenido en flavonoides, los cuales reducen la permeabilidad capilar y aumentan la resistencia. Estos flavonoides son venoactivos y vasoprotectores, y son usados para tratar desórdenes venosos. Además, la presencia de polisacáridos heteroglicanos de alto peso molecular confiere a la árnica propiedades inmunoestimulantes, lo que la hace útil para formular productos cosméticos con actividad antienvejecimiento.

4.- Función Antimicrobiana: La helenalina y otras 5 lactonas sesquiterpénicas presentes en la árnica tienen efectos inhibitorios in vitro frente a Trypanosoma brucei y Trypanosoma cruzi. Además, el extracto metanólico elaborado con las flores de árnica demostró efectos inhibitorios in vitro frente a bacterias aeróbicas y anaeróbicas presentes en periodontopatías. Esta actividad se ve reforzada por el contenido en aceite esencial de los capítulos florales de la árnica, ya que todos los aceites esenciales tienen actividad antimicrobiana (ojo que esto hace mención a sus aceites esenciales y en un extracto de este tipo es muy poco lo que encontramos). Los componentes químicos principales que le atribuyen esta actividad son el citral, geraniol, eugenol, mentol y aldehido cinámico. Por tanto, el extracto de árnica es recomendable para formular productos cosméticos con actividad antiséptica.

Al aplicar el extracto de árnica sobre la piel, este puede reducir la inflamación y el enrojecimiento de la piel, lo que a su vez puede reducir la irritación que se produce al rasurar o depilar. Además, se cree que el extracto de árnica puede inhibir la síntesis de proteínas necesarias para el crecimiento del vello, lo que retrasaría su crecimiento.

Descripción
INCI: Aqua, Glycerin, Arnica Montana Flower Extract, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate.
Dosis: 0,5-5%

Función: Venotónico y vasoprotector, Antiinflamatorio, anticelulítico.  Antienvejecimiento, Retardante crecimiento del vello.

El extracto de árnica, obtenido de una planta conocida por sus propiedades medicinales (a partir de las flores de árnica montana L.) desde la época de las tribus germánicas, ha sido utilizado a lo largo de la historia para tratar contusiones, hematomas y torceduras en forma de pomada. Aunque también se ha utilizado para tratar enfermedades cardiovasculares y vasculares por vía interna en algunos países europeos, su uso para este fin no está autorizado en Gran Bretaña y Estados Unidos. Además, la árnica ha sido empleada como abortiva, hipolipemiante, antifúngica y estimulante cardiaca.

En la actualidad, el extracto de árnica se utiliza en productos cosméticos por sus funciones siguientes:

1.- Antiinflamatorio: El extracto de Arnica tiene propiedades antiinflamatorias debido a la presencia de lactonas sesquiterpénicas y flavonoides en sus flores. Estos componentes inhiben la síntesis de prostaglandinas y la activación de factores de transcripción involucrados en la inflamación. Además, los flavonoides presentes en el extracto de Arnica tienen un efecto inhibidor sobre enzimas clave en la biosíntesis de prostaglandinas y citoquinas.

Estos efectos hacen que el extracto de árnica sea útil en la formulación de productos cosméticos para pieles sensibles e irritadas y para estimular la circulación general.

2.- Acción Venotónica y Vasoprotectora: La función principal del extracto de árnica es su actividad venotónica y vasoprotectora, gracias a los flavonoides presentes en las inflorescencias de árnica. Los flavonoides son venoactivos y vasoprotectores, reducen la permeabilidad capilar y aumentan su resistencia, lo que los convierte en una opción efectiva para tratar desórdenes venosos como varices, insuficiencia venosa crónica (IVC), resistencia capilar baja, entre otros. La afinidad de los flavonoides por las proteínas ricas en prolina como el colágeno y la elastina, protege las venas de la degradación por la acción de las proteasas, lo que debilita los vasos sanguíneos y produce edema y hinchazón.

3.- Actividad Inmunoestimulante:  La árnica tiene propiedades venotónicas y vasoprotectoras debido a su contenido en flavonoides, los cuales reducen la permeabilidad capilar y aumentan la resistencia. Estos flavonoides son venoactivos y vasoprotectores, y son usados para tratar desórdenes venosos. Además, la presencia de polisacáridos heteroglicanos de alto peso molecular confiere a la árnica propiedades inmunoestimulantes, lo que la hace útil para formular productos cosméticos con actividad antienvejecimiento.

4.- Función Antimicrobiana: La helenalina y otras 5 lactonas sesquiterpénicas presentes en la árnica tienen efectos inhibitorios in vitro frente a Trypanosoma brucei y Trypanosoma cruzi. Además, el extracto metanólico elaborado con las flores de árnica demostró efectos inhibitorios in vitro frente a bacterias aeróbicas y anaeróbicas presentes en periodontopatías. Esta actividad se ve reforzada por el contenido en aceite esencial de los capítulos florales de la árnica, ya que todos los aceites esenciales tienen actividad antimicrobiana (ojo que esto hace mención a sus aceites esenciales y en un extracto de este tipo es muy poco lo que encontramos). Los componentes químicos principales que le atribuyen esta actividad son el citral, geraniol, eugenol, mentol y aldehido cinámico. Por tanto, el extracto de árnica es recomendable para formular productos cosméticos con actividad antiséptica.

Al aplicar el extracto de árnica sobre la piel, este puede reducir la inflamación y el enrojecimiento de la piel, lo que a su vez puede reducir la irritación que se produce al rasurar o depilar. Además, se cree que el extracto de árnica puede inhibir la síntesis de proteínas necesarias para el crecimiento del vello, lo que retrasaría su crecimiento.