La piel y su desincronización del ciclo circadiano.

 

Haz click en la imagen para descargar el reloj Circadiano!

 

Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo de 24 horas. Estos procesos naturales responden, principalmente, a la luz y la oscuridad (al día y la noche), y afectan a la mayoría de seres vivos, incluidos los animales, las plantas y los microbios.

Todo esto parte de la Homeostasis de la piel, la que mantiene el equilibrio entre los fenómenos que ocurren en nuestro organismo en el día y la noche.

La piel posee su propio reloj circadiano, todas las células de la piel contienen relojes autónomos: queratinocitos, fibroblastos, melanocitos, cebocitos, etc… la piel es un sistema multi-oscilatorio.

Todo esto es regulado por el gen CLOCK (Circadian Locomotor Output Cycles Kaput) que codifica una proteína implicada en la regulación de los ritmos circadianos, afectando la persistencia y duración de nuestros ciclos. 

En el día: MODO ALERTA

La piel se protege a sí misma y todo el cuerpo, contra el estrés del ambiente: Radiación UV, polución, Cambios de temperatura, patógenos. 

En la noche: MODO REPARACIÓN

La piel se repara de los daños causados por el ambiente a través de: Reparación del ADN, proliferación de células a través del control del ciclo celular.

Sin embargo la piel puede desincronizarse, lo que conlleva a la pérdida de la homeostasis global, los genes clock juegan un papel importante en mantener la Homeostasis de la piel  y en la respuesta al estrés oxidativo.

Los factores que influyen principalmente en la desregulación circadiana de la piel:

  1. Sobre exposición a la radiación UV y polución.
  2. Fluctuaciones de temperatura frío/calor humedad ambiental.
  3. Falta de sueño: Crono-disrupción causado por la modificaciones en los niveles de melatonina (hormona del sueño), esto también conlleva a la disfunción celular de la piel.
  4. La alimentación: No ser constante en las horas de comida, puede desplazar la fase y alterar la amplitud del reloj circadiano. 

Todo esto conlleva a la pérdida de la homeostasis de la piel, incluso los daños directos al ADN y la especie reactiva de Oxígeno (ROS) puede general perfiles de expresión atípicos en los genes CLOCK. Se ha demostrado que las alteraciones del ritmo circadiano constituyen un factor de riesgo para el desarrollo de diversas patologías entre las que se encuentra el cáncer, esto sugiere que la integridad del ritmo circadiano constituye un aspecto importante para la salud.

Si observamos el reloj o ciclo circadiano de la piel y analizamos como se comportan las células según los factores externos y producción de melatonina, podemos darnos cuenta, que la piel: 

  • De día se protege, esta en modo alerta, y también reacciona frente a estos estímulos, pasando por horario de mayor producción de sebo o inflamación por la tarde. Es  por esto que debemos preferir activos que nos ayuden a proteger. Los productos de día deben llevar antioxidantes para combatir el estrés oxidativo de los UV y polución, activos que ayuden con el gradiente térmico (frío/calor), como hidratación y regulación de la TEWL. 
  • Mientras que de noche; el reloj es tan perfecto si nuestros ciclos circadianos están en equilibrio, que la piel se prepara para la reparación y regeneración celular, ya por la madrugada la piel tubo la proliferación celular para luego en la mañana prepararse para la exposición a la radiación UV y más. Es por esto que es en la noche cuando debemos incorporar activos que nos ayuden a reparar y nutrir, las células comienzan su proliferación y el daño que sufrió en el día la piel lo repara, ayudémosla en esto, NUTRICIÓN y REPARACIÓN. 

Esto va incluso más alla,  se han realizado estudios donde se observa que disrupción en los ciclos circadiando, muy frecuente en personas que trabajan con turnos de noche, o rotaciones, tienen mas propensión a padecer de ciertos cánceres que personas que tienen su reloj circadiano normal. 

En un estudio realizado con pilotos y asistentes de vuelo de diversas líneas aéreas, quienes sufren trastornos frecuentes del ritmo circadiano de tipo jet-lag, se encontró que presentan una mayor incidencia de cáncer de mama, cáncer de piel, cáncer de próstata y cáncer de colón, en comparación con la población normal. Otros estudios epidemiológicos realizados a lo largo de varios años, han sugerido que las mujeres que trabajan de noche o que se ven sometidas a rotaciones frecuentes en el turno de trabajo muestran una mayor incidencia de cáncer de mama en comparación con las mujeres que trabajan durante el día. En un estudio realizado por la Dra. Schernhammer y colaboradores, durante un periodo de 10 años, con la participación de más de 78000 mujeres, se evaluó la relación entre el riesgo de padecer cáncer de mama y el trabajo en turnos nocturnos. En este período se diagnosticaron 2400 casos con esta patología y mostraron una correlación con el aumento en el número de años de trabajo en turno nocturno. Estos resultados sugieren que las alteraciones de los ritmos circadianos podrían ser más importantes que la historia familiar en la determinación del riesgo a padecer cáncer de mama. 

Ahora puedes entender por qué siempre se nos dice, las cremas de día deben basarse en hidratación y protección (antioxidantes) y por supuesto el bloqueador solar, ya que todos los factores externos que nombramos, pueden afectar nuestro ADN, una crema de noche repleta de activos que reparen, anti-arrugas, etc, no tendrán mucho sentido ya que la piel esta en modo ALERTA mientras que de noche, comienza la renovación y proliferación celular, es ahí donde debes nutrir y alimentar tu piel. Todo esto acompañado por supuesto de adaptar a nuestro cuerpo a un ciclo día y noche, si este ciclo lo alteramos nuestro ADN y por ende nuestra piel, también sufrirá las consecuencias pudiendo incluso llegar a ser más propensos a padecer de ciertos cánceres.

Algunos activos de uso día:

Activos de Noche: Todos los que son antiarrugas, reparación en este caso también esta dragon blood porque es capaz de actuar sobre 8 de los 9 puntos de la epigenética, péptidos, despigmentantes, etc

¿Te habías planteado tus formulaciones considerando este fenómeno tan importante por el que la piel y nuestro organismo rige muchos fenómenos y reacciones que en el ocurren?

Si te gusto no olvides dejarnos tus comentarios.

Fuente:

  • Rafnsson V, Hrafnkelsson J, Tulinius H. Incidence of cancer among commercial airline pilots. Occup Environ Med 2000; 57:175-9.
  • Rafnsson V, Tulinius H, Jonasson JG, Hrafnkelsson J. Risk of breast cancer in female flight attendants: a population-based study (Iceland). Cancer Causes Control 2001; 12:95-101.
  • Schernhammer ES, Laden F, Speizer FE, Willett WC, Hunter DJ, Kawachi I, Colditz GA. Rotating night shifts and risk of breast cancer in women participating in the nurses’ health study. J Natl Cancer Inst 2001; 93:1563-8.
  •  Schernhammer ES, Holly JM, Hunter DJ, Pollak MN, Hankinson SE. Insulinlike growth factor-I, its binding proteins (IGFBP-1 and IGFBP-3), and growth hormone and breast cancer risk in The Nurses Health Study II. Endocr Relat Cancer 2006; 13:583-92.
  • Presentación SEPPIC para PROALTEC agosto 2021

Comentarios

  • Publicado por Daisy Martinez en

    Muy interesante artículo Gracias por enviarmelo.

  • Publicado por Patricia Astorga en

    Excelente información esto me ayuda mas a tener seguridad sobre lo que me encanta hacer

  • Publicado por Carolina Ferreira en

    Gracias por compartir .. excélente información que nos ayuda a superarnos y encantarnos día a día con la cosmética natural.
    Gracias

Deja un comentario